París 2024: ¡hemos ganado todos juntos! [fr]

El Comité Olímpico Internacional (COI) ha designado este miércoles a París como ciudad anfitriona de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2024. Esta victoria es un orgullo para Francia y para todos aquellos que han defendido esta candidatura y han sabido imponerla como una evidencia.

PNG

Un triunfo histórico para París y para Francia

Es un inmenso orgullo para nuestro país poder organizar de nuevo estos juegos, 100 años después de los Juegos Olímpicos de 1924, los últimos que se celebraron en la capital. Esta victoria es especialmente admirable porque todos ganan: París 2024, L.A. 2028, y por supuesto el espíritu olímpico.

Este éxito es una construcción colectiva que ha contado con la movilización de todo el equipo de París 2024, de sus miembros fundadores, de toda la comunidad deportiva francesa, pero también de los actores económicos y no gubernamentales, del público francés y de las redes diplomáticas y educativas francesas en el extranjero.

París ha sabido elaborar el mejor proyecto para 2024

Gracias a la experiencia acumulada en anteriores candidaturas, París ha seguido una trayectoria perfecta, sin dejar nada librado al azar. Ha construido un proyecto a la vez compacto y espectacular, en pleno corazón de París, motor de progreso y proyecto innovador a todos los niveles.

Estos Juegos Olímpicos y Paralímpicos se diferenciarán de todos los anteriores por su adecuación a los valores que encarnan París y Francia, los de la solidaridad, el desarrollo sostenible y la responsabilidad a todos los niveles:

  • Juegos socialmente responsables, al servicio de la población: París 2024 colocará el deporte en el corazón de la sociedad con importantes dispositivos de pedagogía y salud a través del deporte. Estos juegos serán 100 % accesibles. Están pensados como un acelerador de la inclusión social para modificar la mirada de la sociedad e integrar mejor a las personas con discapacidad.
  • Juegos responsables para el territorio: los Juegos de París 2024 sabrán evitar la construcción de grandes edificios inútiles y dejar una herencia útil para los vecinos de la región de París. El 95 % de las instalaciones ya existen o serán temporales. Solo se construirán dos instalaciones y 4500 viviendas, que corresponden a necesidades reales para un territorio en pleno desarrollo como Seine-Saint-Denis.
  • Juegos económicamente responsables: con un coste controlado, mayoritariamente financiado por el sector privado, con un impacto económico positivo estimado en más de 10 000 millones de euros y con la creación de 250 000 puestos de trabajo.
  • Juegos ecológicamente responsables: con un 55 % de emisiones de carbono menos que los Juegos de Londres 2012, un 100 % de alimentación sostenible y un 100 % de electricidad procedente de fuentes renovables en las instalaciones olímpicas, serán los primeros Juegos Olímpicos acordes con los objetivos del Acuerdo sobre el Clima de París 2015.

El trabajo que se ha llevado a cabo, y el que espera al Comité Organizador de estos Juegos Olímpicos para los próximos siete años, es monumental. Es también y sobre todo la oportunidad para Francia de demostrar de nuevo su capacidad para la organización de acontecimientos deportivos de envergadura mundial y una ocasión para todos los aficionados al deporte de descubrir desde un ángulo original el extraordinario patrimonio de nuestro país.

publicado el 13/09/2017

Haut de page